Capitanía

La capitanía se encarga de la recepción de buques y tiene como cometido la policía, el control y vigilancia de la circulación marítima y fluvial en las aguas portuarias, así como de las operaciones de embarque y desembarque, especialmente de mercancías peligrosas. Garantiza la seguridad, la protección y la permanencia de la autoridad portuaria ante los usuarios.

El Servicio de Tráfico Marítimo (STM) garantiza la gestión adecuada de las escalas. Coordina todas las intervenciones y pone en relación los distintos oficios correspondientes a la escala (pilotos, remolcadores, pilotos prácticos, etc). Todas estas informaciones están centralizadas en Gimnaute (gestión informatizada de los movimientos de buques utilizando tecnologías Extranet).

Los oficiales del puerto hacen una permanencia 24/24h, 365 días al año. La capitanía cuenta con 38 personas, de las cuales 4 son capitanes de puerto.