Controlar el impacto ambiental de la actividad de los dragados

La política de dragado de Nantes Saint-Nazaire Port se basa en la optimización del mantenimiento de las profundidades en función del tráfico esperado, limitando la incidencia que pueden tener estas operaciones en el entorno del estuario. La estrategia se basa en tener en cuenta la hidrología del río, ya que el caudal del Loira influye considerablemente en los aportes de sedimentos y en las condiciones de su evacuación.



La flota dedicada al dragado del estuario del Loira está formada por Milouin, Samuel de Champlain y André Gendre. Se completa con tres lanchas hidrográficas.

 

Importante programa de seguimientos ambientales

Las operaciones de dragado y de vertido al mar del material dragado están sujetas a autorización según el Código del Medio Ambiente, a través de un decreto de autorización interprefectoral (Loira-Atlántico, Vendée), tras una encuesta pública. Nantes Saint-Nazaire Port desarrolla un importante programa de seguimientos ambientales para controlar la incidencia de su actividad de dragado en el entorno del estuario y marino: seguimiento de las cantidades dragadas y vertidas y de la batimetría de la zona de vertido; inventarios de la fauna béntica en las zonas de dragado y de vertido y de las microalgas de la meseta rocosa de La Banche; seguimiento del oxígeno disuelto y de la turbidez; de la calidad fisicoquímica de los materiales dragados y vertidos,... Los datos se presentan en el Comité de Seguimiento, entidad administrativa encargada de validar el nivel de impacto de las operaciones de dragado y de vertido de acuerdo con la autorización prefectoral.

Estudios innovadores

Antes de esta autorización, una serie de importantes campañas de mediciones en el mar y estudios novedosos elaborados en el campo de la modelización hidrosedimentaria han llevado a Nantes Saint-Nazaire Port a optar por la descarga en las zonas más profundas. Esta disposición reduce considerablemente los efectos de dispersión de los sedimentos y, por tanto, el impacto en el entorno natural. Esta propuesta se traduce en una ampliación de la zona de vertido de la Lambarde hacia alta mar, como estipula el decreto prefectoral del 24 de abril de 2013, que autoriza los dragados de mantenimiento del canal y el vertido de los sedimentos por un periodo de diez años.

El futuro de los sedimentos vertidos en la zona de la Lambarde es un tema de interés constante por parte de Nantes Saint-Nazaire Port. Próximamente se iniciarán nuevas modelizaciones y mediciones de turbidez a largo plazo. Permitirán a Nantes Saint-Nazaire Port entender mejor los efectos de los vertidos en el contexto del estuario externo, que está bajo la influencia de varias aportaciones fluviales.

Próxima etapa en 2018

Antes de abril del 2018 se presentará un dossier de semiautorización en el Comité de seguimiento de los dragados-vertidos y ante el CODERST (Consejo departamental del medio ambiente y de los riesgos sanitarios y tecnológicos). El dossier analizará los seguimientos iniciados en 2013 y permitirá prolongar o reorientar las prácticas de dragado y sus seguimientos.

Remotorizar la draga Samuel de Champlain

Para ayudar a reducir su impacto ambiental, Nantes Saint-Nazaire Port se asocia con doce miembros más para llevar a cabo el programa S/F SamuelLNG for a blue Atlantic arch, coordinado por el GIE Dragages Ports y cofinanciado por la Unión Europea en el marco del programa para la interconexión en Europa. Una de las principales acciones de este proyecto, lanzado oficialmente en diciembre de 2016, consiste en equipar la draga Samuel de Champlain con una motorización dual fuel-gas natural licuado. Esta iniciativa permitirá conseguir una reducción importante de las emisiones contaminantes en el estuario del Loira y especialmente:

- la casi eliminación de las emisiones de óxidos de azufre y de partículas finas;
- la reducción del 65 % de las emisiones de óxidos de nitrógeno;
- una reducción del 15 al 20 % de las emisiones de gas de efecto invernadero