Noticias

En Nantes nos atrevemos con todo, ¡incluso con dragones!

dragon nantesNantes tiene su símbolo, el elefante. Calais pronto tendrá su dragón. La Compañía La Machine ha vuelto a sorprendernos fabricando un coloso de madera y de acero de 72 toneladas, 15 metros de alto y 25 metros de largo. Una carga monstruosa que se ha transportado a 600 km de las naves de Ile de Nantes, su lugar de nacimiento.

La alternativa marítima sobresalió como la mejor opción. "El director técnico de la Compañía, que conocemos bien, nos hizo partícipes de su proyecto. Le acompañamos y estudiamos juntos las posibilidades para cargar y transportar este bulto fuera de lo común", indica Bruno Lamare, director de la agencia nantesa de Sogebras, a cargo de la organización de las operaciones portuarias con Sea Invest Nantes para la consignación y de Nantes Manutention.
Se encontró una solución a medida. Se desmontaron las ruedas. Los equipos de La Machine añadieron puntos de anclaje en el dragón. La bestia dejó las naves en un convoy excepcional el martes 8 de octubre a las 22 h, para afectar lo menos posible la circulación vial. A una velocidad de 4 km/h, necesitó casi dos horas para llegar a su destino, en el emplazamiento portuario de Cheviré aguas abajo. L'Antwerp, buque armado por la sociedad bretona AMO, está en el muelle en el puesto 3 listo para acoger este pasajero tan particular. La manutención está prevista para dos días más tarde. Son las 8 de la mañana, miércoles 9 de octubre. Todos están en sus puestos - operadores de grúa, estibadores, técnico de mantenimiento, electricista, fletador del buque, técnicos soldadores de la Compañía, bajo la mirada atenta del coordinador de las operaciones y de los representantes de la Machine.

"No cargamos dragones cada día"

"Para este tipo de bultos pesados, procedemos de la misma manera que para la manutención de las palas de aerogeneradores, optamos por el acoplamiento. El cuerpo del dragón era demasiado largo y demasiado pesado para utilizar una única grúa", indica Alain-Charles Ruaux, responsable de explotación de Nantes Port Terminal, filial de Nantes Saint-Nazaire Port, que gestiona las terminales de Cheviré. "Dos operadores de grúa están al mando y trabajan totalmente sincronizados para distribuir correctamente la carga". "Operadores de grúa y dockers estamos conectados vía radio, en la misma frecuencia, para poder coordinar los movimientos", explica Marceau Guiheneuf, uno de los operadores de grúa. Es consciente de la excepcionalidad de la situación y, para él, estar "allí arriba" durante la carga es todo un privilegio. Es la envidia de sus colegas. "Cuando me dijeron que iba a participar, me hizo mucha ilusión. No cargamos dragones cada día."
 
Necesitamos 1h30 para efectuar la operación de carga estructurada en tres fases: primero el cuerpo, luego la cola y finalmente la cabeza. En tierra inmortalizamos el momento. "Hay una gran parte de admiración", reconoce Bruno Lamare, orgulloso de formar parte de esta aventura, como el resto de colaboradores de la operación.

Seguidamente los soldadores necesitan seis horas para estibar el dragón contra los topes (especie de perfil IPN) colocados en la bodega del buque y así evitar que se mueva durante el trayecto. El trayecto transcurrió sin problemas. El buque llegó el sábado 12 de octubre al puerto de Calais. El dragón, una vez montado, deambulará durante tres días, del 1 al 3 de noviembre, por las calles de la ciudad y luego se instalará definitivamente en les Hauts de France.

Contactos Sogebras Bruno Lamare – Sea Invest Nantes Thierry Miché – Nantes Port Terminal Alain-Charles Ruaux

 

Mapa Interactivo