Saint-Nazaire, tierra de gigantes

Referencias

  • 460.000 toneladas de tráfico en Saint-Nazaire en el 2018
  • Cuatro diques para la construcción y la reparación naval
  • Una grúa cabría de una capacidad de 400 toneladas

 

Naval: la distinción de la habilidad y experiencia local

Los paquebotes como el Normandie, el France, el Millénium, el Queen Mary II, el MSC Divina, el MSC Preziosa… que se propulsan a lo largo de las costas de Saint-Nazaire son el orgullo de la industria local. Estos gigantes del mar, llevan hasta el fin del mundo la competencia de los astilleros del Atlántico. En el 2008, STX (renombrado Les Chantiers de l'Atlantique en 2018) compra el lugar que pasa a tener una competencia especial en paquebotes y trata de diversificarse en el sector eólico offshore o en plataformas gas/petróleo.

Infraestructuras con un gran potencial

Junto con Les Chantiers de l'Atlantique, varios otros protagonistas de la construcción y de la reparación naval han apreciado las infraestructuras de Saint-Nazaire (tres diques secos, un disque de esclusas, etc.). Las dársenas de Saint-Nazaire ya están listas para recibir actividades nuevas como las energías marinas renovables.
Con una capacidad de 400 toneladas, la grúa gigante que es la "cabría", es un argumento de peso para el tratamiento de paquetes pesados: motores (MAN Diesel), chimeneas de buques (Les Chantiers de l'Atlantique), calderería (Tissot) y también elementos de aviones (Airbus).

Una puerta para los productos agroalimentarios

Las instalaciones de Saint-Nazaire también sirven para la importación de semillas oleaginosas y para la exportación de cereales y de aceites vegetales. Pero sobre todo, el sitio posee grandes depósitos de almacenamiento (frutas, productos congelados) y también dos silos de granos.

En el corazón de un "Mecano" aeronáutico

Otros gigantes, esta vez del aire, se construyen en las orillas del Loira. Al pie de puente Saint-Nazaire y cerca de la fábrica Airbus de Montoir-de-Bretagne, Aerolia (filial de EADS) está en medio de un increíble "Mecano" industrial. Las dos fábricas diseñan y ensamblan las piezas que provienen del mundo entero antes de mandarlas a Toulouse para el montaje final.